lunes, 19 de abril de 2021

>EDITORIAL


21.11.2010

Le Cirque du Soleil


(Epígrafe de la imagen)
1 de 1

En un bosque de ensueño la belleza se hace energía

A propósito de los que no están mas, de los que se fueron para siempre, a propósito de los que quedaron y siguen formando parte de la troupe, a propósito de los que practican para continuadores, digo: se ha perfeccionado el circo.

Ahora es mágico globalmente, mueven sus piezas los políticos con mas colorido, con música celestial, al igual que en el circo, nos cobran la entrada y nos encantan, nos hacen vibrar, lloramos de emoción y aplaudimos la fiesta sin reparar que no es nuestra fiesta, que solo miramos desde la butaca, que no participamos del gran placer del trapecio, o la transformación en varios personajes, de las tertulias de los camarines, del champán del festejo, de las relaciones santas y no santas de adentro mismo del espectáculo, de las mismas furias de sus personajes, de su vida y de sus muertes.
Solo miramos, los comunes, de ordinary people, la gran masa, la mayoría que somos e ignoramos ser
Los que solo miramos el gran Cirque Du Soleil, por ponerle un nombre de algo grande y conmovedor. Ellos disfrutan, nosotros nos encantamos. Por ahí, algún hijo nuestro, al salir desliza:… .”cuando sea grande quiero ser… ”… .



Secretaria del Sitio (ver Contacto)



Recomedar este artículo