miercoles, 05 de mayo de 2021

>EDITORIAL


9.10.2009

Ideas y Reflexiones acerca de la Etica y la Independencia Judicial


Dr. Ramon G. Brenna
(Dr. Ramon G. Brenna)
1 de 1

ETICA, INDEPENDENCIA, NEUTRALIDAD.-

La Ética judicial se nos presenta siempre ligada a la independencia judicial. Por ello hemos querido no prescindir de ninguno de estos conceptos y presentarlos juntos, al tratamiento de los Señores Jueces de Corte, que participaron de los debates de ideas del Seminario.

Esta ligazón, que une a ambos conceptos, trae añadida la necesidad, para el Poder Judicial, de garantizar el delicado equilibrio que debe guardarse entre ambos.

Si hay un principio central del estado de derecho en las democracias, es el de la neutralidad. La independencia judicial tiene una estrecha relación con la neutralidad.

Tal vez se pueda afirmar que la neutralidad es la forma, o por lo menos una de las principales de ella, en que se expresa la independencia judicial y en la que se hace visible y perceptible, hacia la comunidad.

A su vez, el concepto de ética judicial, como dijéramos, está íntimamente ligado al de independencia.

Es observable la dificultad que se presenta a los interlocutores para hablar de ética judicial con sus pares, pero es muy importante que el espacio para hacerlo esté predispuesto, y que los jueces decidan hacerlo.

No importa si el debate es el mejor, ni que los sujetos que encaren el tema sean perfectos. Lo importante es que tengamos conciencia de la importancia del tema, que nos preocupe el mismo, tanto como para, adoptar medidas, aportar ideas y soluciones para lograr que se mantenga y acreciente la reputación de integridad y neutralidad de la organización judicial y, para que estos conceptos sean realizados efectivamente en la realidad de todos los días de los tribunales, siendo ello perceptible por todos los ciudadanos.

La ética y la independencia son, en parte imagen y en parte realidad. Pero una y otra deben reflejarse del mismo modo, en el accionar de todos los días, en las vidas de las sociedades.

Anthony Kennedy, juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos reflexiona de este modo: “Con todo, el secreto para ser un juez de gran ética es no cesar de examinarse a sí mismo. Yo he sido juez más de 20 años y me sorprende la frecuencia con que tengo que regresar al comienzo mismo y preguntarme: ¿Me encuentro bajo la influencia de alguna actitud parcial oculta, alguna predisposición, alguna predilección, algún prejuicio que ni siquiera yo puedo ver? ¿Qué es lo que me insta a decidir el caso en forma determinada?”.

(Continua-------->Ir a Descarga del Documento)

 

DESCARGAR ARTICULO COMPLETO

Prof. Ramón G. Brenna Presidente ARGENJUS – Argentina Justicia



Recomedar este artículo