miercoles, 05 de mayo de 2021

> Biblioteca



El conocimiento inútil
19.1.2010

El conocimiento inútil

Autor: Jean Francois REVEL
Editorial: Planeta
ISBN: 950 92 16 24 0

Se repite constantemente que vivimos y vamos a vivir cada vez más en la era de la información. Es cierto. Nunca tanto hombres han tenido acceso a tal masa de informaciones y, en términos más generales, de conocimientos. Nunca la comunicación ha sido tan abundante, tan rápida, tan omnipresente. Así, pués, teóricamente nunca desde los orígenes de la humanidad quienes toman las decisiones políticas, económicas, sociales y culturales han trabajado en mejores condiciones.

La opinión pública dispone de todos los elementos necesarios para poder juzgar a sus dirigentes y para orientarse. Por consiguiente, el mundo debería estar mejor que nunca. Pero todos sabemos que en muchos aspectos no es así. ¿Por qué?

Pregunta crucial. Jean Francois Revel la examina en este libro. No nos faltan conocimientos, pero ¿queremos utilizarlos?

¿La comunicación es lo contrario de la información? El autor pasa revista a la situación de la información apóyandose en una vasta investigación internacional, salpicada de hechos inesperados y de recuerdos personales. Extrae siempre sus ejemplos de varíos países a la vez, de varias culturas y sistemas políticos. Por supuesto, la información es ante todo la explosión de la prensa y de los medios de comunicación, pero es también el conocimiento científico, así como la educación y la producción cultural. Todo ello plantea el problema del papel de los intelectuales en nuestras sociedades, de la influencia de la ideología o de la desinformación. Construida para funcionar gracias al conocimiento, ¿es viable nuestra civilización si rehúsa utilizarlo?

Del mismo linaje que La tentación totalitaria y Como terminaron las democracias, con la misma fuerza polémica y demostrativa, El conocimiento inútil -al que se le ha concedido el Premio Chateaubriand 1988- es también una reflexión sobre lo que desea o no desea la naturaleza humana en el fondo de sí misma.


Jean Francois REVEL



Recomedar este artículo